Adictos a la tecnología: El diario vivir de los millennials

Interrumpir una conversación agradable por contestar un mensaje de whatsapp; dejar de leer un libro entretenido por publicar que estás leyéndolo en una red social; o simplemente estar acostado, iluminado por la luz del celular esperando que algo pase; un comportamiento cotidiano de los llamados millennials.

Esta forma de actuar, incluso ha creado un nuevo tipo ansiedad, asociada al sentimiento de impotencia que se da al no tener conexión inalámbrica disponible, o bien no tener cobertura telefónica al viajar, siendo esto, el stress generado por la adicción al celular o cualquier otro dispositivo que pueda mantener al usuario siempre disponible en la red.

Aunque pueda sonar preocupante, para muchos millennials, la fácil conectividad, se ha traducido en una liberación de los tediosos horarios de oficina, dándoles esto, autonomía sobre su trabajo y sobre todo, más espacio para disfrutar del tiempo libre.

Por el contrario, para muchas otras, esta conectividad se ha convertido en un calvario, haciéndose esclavos del estar siempre conectados, sin siquiera poder relajarse y mucho menos descansar.

Sin embargo, esto ya ha levantado la voz de los expertos.

Tristan Harris, inversor y asesor de varias empresas en Silicon Valley, manifestó quela tecnología está diseñada para crear adictos, por lo que no es casual este comportamiento, Dice también, que las compañías manipulan las mentes de los usuarios para que pasen más tiempo atados a las pantallas.

Aunado a esto, Harris considera necesario el repensar la tecnología, de modo tal que mejore la calidad de vida de los usuarios. “No es cuestión de construir prisiones, sino de generar libertad”

La doctora Christine Grant, Especialista en Psicología Laboral de la Universidad de Coventry, dijo en una entrevista a la BBC en el año 2014, que “los impactos negativos de esta cultura de estar ‘siempre encendido’ es que su mente nunca descansa, no le está dando tiempo a su cuerpo de recuperarse, de manera que siempre está con estrés”.
“Y entre más cansancio y estrés tengamos, más serán los errores que cometamos. Tanto la salud física como la mental pueden verse afectadas”.

Sin duda alguna, vale la pena el autoevaluarse y analizar si realmente se está siendo esclavo de la tecnología, tomando en cuenta que esto, puede definir el tener una vida de calidad, a sabiendas de que todo exceso, incluso en el mundo digital, puede ser muy perjudicial para su persona.

Multiethnic Group of People Social Networking at Cafe

Acerca de Juan Osorno M.

Juan Osorno M.
Consultor en mercadeo digital en Coral , Editor del medio digital Noticias.CR. Apasionado de la Tecnología, Cultura e Historia Asiática.