Aleppo: un sufrimiento sin fin

familias-sirias

Familias sirias son desplazadas en un campamento en Jibreen en la zona de Aleppo.

  •     Casi 70 mil han tenido que huir de la ciudad.
  •    16 mil personas han sido desplazadas. 

Bombas, dolor, combates, violencia y un sufrimiento sin fin es el diario vivir de los ciudadanos de Aleppo. Todas estas personas se ven se ven rodeadas por los avances de las fuerzas  armadas y los que intentan huir son masacrados a tiros.

En la noche del lunes 28 de noviembre, el régimen sirio seguía golpeando el este de Aleppo con bombardeos aéreos. Mientras tanto, las tropas destrozaban el lugar mediante una operación que les permitiría retomar el sitio después de más de cuatro años de control rebelde.

Desplazados. Los reportes iniciales indican que hasta 16 mil personas han sido desplazadas, muchos bajo situaciones precarias e inciertas. Es probable que miles más no tengan otra opción sino huir si los combates continúan expandiéndose en los próximos días”, dijo el jefe humanitario de Naciones Unidas, Stephen O’Brien.

Además el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, aseguró que 70 mil personas han logrado huir de la ciudad. 30 mil de ellos buscaron refugio en las zonas que están bajo control de las milicias kurdas,  otros 20 mil en los barrios que están en manos del régimen y más de 15 mil huyeron a otros sectores bajo control rebelde.

Algunas personas que intentaron salir del lugar, no lo lograron ya que perdieron su vida en el intento a cauda de múltiples disparos. Para el miércoles 30 de noviembre,  se contabilizaron a más de 45 individuos, la mayoría eran niños y mujeres.

Necesitan ayuda. El presidente sirio Bashar al-Assad ha decidido tomar todo  Aleppo, que ha estado dividido durante años entre dos bandos: el área oeste, controlada por el régimen, y la región del este, controlada por los rebeldes.

El gobierno ha aislado a la región del este varias veces, sin tener comunicación con el resto del mundo, dejando a las personas sin comida, agua potable, combustibles y medicinas. Esto le afectó tanto a los civiles como a los rebeldes.

O’Brien de la ONU, pidió a todas las partes del conflicto restaurar la ayuda humanitaria para Siria. “Hice un llamado para que levantaran los asedios, asegurándose de no atacar civiles, ni la infraestructura civil, y que permitan a las organizaciones humanitarias un acceso seguro y sin obstáculos para brindar ayuda para salvar vidas a los desplazados o sitiados”, dijo.

En las evacuaciones de los últimos días, UNICEF  mencionó que alrededor de 100 mil niños aún continúan en el este de Aleppo.

 

Acerca de Ana Cerdas

Ana Cerdas
Estudiante de Periodismo, Amante de la literatura, series, el buen café y postres.