La Habana se despide de su ultimo revolucionario

original_579e296fb87f9

  • El hombre que cambio la historia de Cuba, Fidel Castro, muere a sus 90 años.

 

Amado u odiado por todo el mundo, Fidel Castro, fue el hombre que hizo un cambio en la historia de Cuba con la revolución socialista que enfrentó contra Estados Unidos. Murió en la Habana este viernes 25 de noviembre.

Su fallecimiento a los 90 años de edad, genera la desaparición de la figura política más influyente del siglo XX en América Latina. Aunque se retiró de su cargo  en el 2006 por una enfermedad, su presencia siguió funcionando como un sostén simbólico del régimen que fundó en 1959.

Pero entonces, ¿qué pasará con Cuba después del fallecimiento de su revolucionario?

Según  el presidente de Inter-American Dialogue, Michael Shifter, dijo a la AFP que la muerte de  Castro dejará  un enorme alivio y quitará un peso de encima para su hermano Raúl, quien asumió el poder en el 2008.

Con la muerte de Fidel, la situación política y económica probablemente se abrirá. Le quitará un peso a Raúl. Él no tendrá que preocuparse más por las contradicciones con su hermano mayor, una personalidad avasalladora“, dijo Shifter.

La inmensa mayoría de los cubanos conserva un vínculo personal con Fidel. Tanto quienes lo apoyaban, totalmente o con discrepancias, como aquellos que veían en él la causa de todos los males de Cuba“, dijo el politólogo cubano y director de la revista Temas, Rafael Hernández.

Yo no soy comunista, soy fidelista“, decían muchos cubanos que se aventuraban a hablar de política con extranjeros.

La expectativa de cambio va a crecer entre la mayoría de los cubanos. La muerte de Fidel Castro muy ciertamente abrirá la puerta a mayores conflictos y confrontaciones entre quienes ejercen el poder. Se habrá ido el supremo árbitro de todos los conflictos en Cuba. Raúl tendrá más, mucho más espacio, pero también lo tendrán sus adversarios políticos“, dijo Michael Shifter.

Por su parte el especialista en asuntos cubanos del Centro de Estudios Globales de la Universidad de Nueva York, Arturo López Levy, fue más sensato.

“Después de la muerte de Fidel Castro, ganarán ímpetu la reforma orientada al mercado y la erradicación de las políticas comunistas más impracticables. Sin el carisma de Fidel, las disposiciones del Partido Comunista descansarán en los resultados económicos.”

Pero “el impacto sobre el ritmo y la naturaleza de las reformas de Raúl será limitado. Raúl ya tiene la última palabra en la aplicación de su agenda de reformas. Él no necesita probar su legitimidad“, añadió López.

Lo post- Fidel comenzó en 2006, lo que cuenta en adelante es lo post-Raúl“, aseguró el especialista.

Acerca de Ana Cerdas

Ana Cerdas
Estudiante de Periodismo, Amante de la literatura, series, el buen café y postres.