No hay rosa sin espinas

picture1

 

Por: Michelle González

Un guante blanco sosteniendo una rosa es el símbolo oficial del PLN (Partido Liberación Nacional). Esta famosa agrupación política costarricense fundada en 1951, ha conseguido ser parte relevante de la historia y de la sociedad por haber logrado llegar al poder en 7 ocasiones de gobierno.

Pero no todo ha sido un lecho de rosas en el desarrollo histórico del PLN, ya que sus estrategias, gobiernos e integrantes se han encontrado involucrados entre altibajos y luchas por el poder.

Hace 68 años, en la época de la conocida Revolución del 48, después de los enfrentamientos entre la agrupación socialista de Rafael Ángel Calderón Guardia y social-demócrata de José Figueres

Ferrer, los planteamientos social-demócratas con Figueres Ferrer como cabeza del Movimiento de Liberación Nacional salieron triunfantes.

Esto derivó que se desarrollara la Junta Fundadora de la II República, la cual se instauró después del conflicto armado y así mantuvo la Asamblea Nacional Constituyente que redactó la Constitución de 1949 que hasta el día de hoy continúa vigente.

Después, la Junta de Gobierno le otorgó el poder a Otilio Ulate Blanco y para consolidarse como partido oficial José Figueres Ferrer, Francisco Orlich, Daniel Oduber, Luis Alberto Monge, el presbítero Benjamín Núñez, Alfonso Carro, Uladislao Gámez, Raúl Blanco Cervantes, Jorge Rossi, Fernando Volio y Rodrigo Facio, entre otros, decidieron fundar el Partido Liberación Nacional.

En 1953 se establece José Figueres Ferrer como primer presidente de la República por el PLN, posteriormente en el 62, Francisco Orlich, en el 70 José Figueres Ferrer vuelve al poder, en 1974 entra Daniel Oduber, en 1982 Luis Alberto Monge, en el 86 Óscar Arias, quien más adelante se convirtió en el Nobel de la Paz. En el 94 llega José María Figueres Olsen, hijo del fundador del partido, José Figueres Ferrer. En 2006 se reelige a Óscar Arias y después, durante el 2010 gana las elecciones la primera mujer presidenta, Laura Chinchilla.

Muchos gobiernos estuvieron rodeados de muchas controversias y sobre todo de información relevante que, al salir a la luz, llegó a afectar a la población costarricense.

Casos de corrupción, de falta de rendición de cuentas, de deficiente cumplimiento de objetivos y promesas políticas y en general de una trayectoria manchada por algunas malas asesorías y procedimientos derivaron en una afectación directa hacia las administraciones, y lo que es peor, hacia los costarricenses.

Tal es el caso del expresidente José Figueres Ferrer quien fue acusado de estar presuntamente implicado en un fraude millonario realizado con dinero estatal y además de otras causas penales que se le quisieron atribuir según diferentes autoridades e informaciones. Dicho político se encontraba en obligación de ir a declarar para poder probar que no tenía relación con ninguno de los causales, sin embargo, hizo todo lo contrario.

El expresidente decidió mudarse a Europa y no volvió a Costa Rica hasta que prescribieron los casos en los cuales presuntamente se le implicaba.

Casualmente, el Sr. Figueres, decidió volver con un nuevo objetivo de poder: el volver a ser presidente de la República.

Actualmente se encuentra en la lucha, pero no solo en la finca que lleva ese nombre, sino que en la lucha ferviente por el poder. Una lucha caracterizada por la publicidad que ha resultado ser ofensiva para algunos, ya que en la misma se mencionan malas palabras y expresiones exageradamente coloquiales en un tono populista evidente. En dichos anuncios el precandidato menciona un sitio web y “encuentros” en donde se reúne con personas que duden de su culpabilidad sobre los hechos anteriormente descritos.

En las elecciones anteriores (2014) el PLN sufrió la más grande derrota de su existencia. Más de un millón de personas le dieron el voto a Luis Guillermo Solís, candidato del PAC (Partido Acción Ciudadana) demostrando un gran descontento en cuanto a los hechos anteriormente mencionados También, candidato de Liberación Nacional, Johnny Araya, decidió renunciar a su campaña política en pleno período electoral; al anunciarse que se pasaría a una segunda ronda de votos.

Hoy el partido se encuentra en medio de la estrategia: “Volvamos a la Costa Rica verde”, intentando de esta forma, atraer seguidores a su agrupación política. Actualmente en el marco de las elecciones presidenciales 2018 los políticos, Antonio Álvarez, Rolando González, José Figueres, Enrique Franco Rojas, Sigifredo Aiza y Clinton Cruickshank figuran como postulantes a la candidatura oficial que se elegirá dentro del PLN el próximo 2 de abril de 2017. El candidato elegido deberá comprender que no hay rosa sin espinas y que en un gobierno sólido hay que trabajar para contrarrestar dichas espinas, sacándolas poco a poco hasta mejorar y darle a Costa Rica color verde, pero no verde Liberación, sino que verde esperanza.

Acerca de LaViaCR

LaViaCR
La Vía.CR - Es el medio de comunicación digital y multimedia - universitario de la Universidad Latina de Costa Rica, un espacio herramienta y laboratorio para la comunidad universitaria.